Según lo establecido en el artículo 368-2 del E.T. las personas naturales que tengan la calidad de comerciantes y que en el año anterior tuvieren un patrimonio bruto o ingresos brutos superiores a 30.000 UVT  ($ (994.680.000 en 2018) son agentes de retención en la fuente por los conceptos a que se refieren los artículos:

 

392: Honorarios, comisiones, servicios y arrendamientos

395: Rendimientos financieros

 401 Otros ingresos tributarios

 

En este caso hay claridad suficiente sobre quienes son retenedores.  

 

La confusión  surge sobre los pagos originados en la relación laboral, legal y reglamentarios, ya que en  el artículo 383  del E.T. modificado por el artículo 34 de la ley 1943 de 2018, se hace referencia a que la retención en la fuente sobre los pagos gravables efectuados por las  “personas naturales”  se someterán a las tarifas de retención en la fuente incluídas en el mismo artículo, sin especificar si esta retención la efectúan quienes  son o no comerciantes y si cumplen o no con las condiciones del articulo 382 del E.T.

 

» Art. 368-2. Personas naturales que son agentes de retención.

 Las personas naturales que tengan la calidad de comerciantes y que en el año inmediatamente anterior tuvieren un patrimonio bruto o unos ingresos brutos superiores a 30.000 UVT* también deberán practicar retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta que efectúen por los conceptos a los cuales se refieren los artículos 392395 y 401, a las tarifas y según las disposiciones vigentes sobre cada uno de ellos.

 

 

Art. 383. Tarifa.

La retención en la fuente aplicable a los pagos gravables efectuados por las personas naturales o jurídicas, las sociedades de hecho, las comunidades organizadas y las sucesiones ilíquidas, originados en la relación laboral, o legal y reglamentaria, y los pagos recibidos por concepto de pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y sobre riesgos laborales de conformidad con lo establecido en el artículo 206 de este Estatuto, será la que resulte de aplicar a dichos pagos la siguiente tabla de retención en la fuente:…»

 

Al respecto, el concepto general unificado número 0912 DEL-19 DE JULIO DE 2018 dice:

 

«Del texto de las normas anteriormente citadas se genera la inquietud respecto de si son agentes de retención en la fuente por concepto de ingresos laborales, las personas naturales que no cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 368-2 del E.T. Sobre el particular es preciso señalar que, aunque el artículo 383 del E.T. utiliza la expresión personas naturales en lugar de la expresión completa personas naturales que son agentes de retención, este concepto ya está definido por el legislador en el artículo 368-2. Por consiguiente, las disposiciones se deben interpretar sistemáticamente ya que ambas son parte de la totalidad del Libro II del E.T. sobre Retención en la fuente.   El artículo 368-2 está en el Título I sobre Disposiciones generales y el artículo 383 en el Título II sobre Obligaciones del Agente Retenedor. Teniendo en cuenta el principio de interpretación jurídica establecido en el artículo 29 del Código Civil según el cual, “cuando el legislador haya definido las palabras expresamente para ciertas materias, se les dará a estas su significado legal”, las únicas personas naturales que son agentes de retención son las que cumplen los requisitos del artículo 368-2 del E.T.»

 

La sección cuarta del Consejo de estado en sentencia 18638 del 31 de julio de 2014 con ponencia del magistrado Carmen Teresa Ortíz al respecto dijo: 

 

«Asimismo deberán actuar como agentes de retención en la fuente, a título de renta, todas las personas naturales que efectúen pagos por conceptos de salarios originados en una relación laboral, o legal y reglamentaria de acuerdo con el artículo 383 del Estatuto Tributario sin importar si cumple con el requisito de ingresos o patrimonio para ser agente de retención»

 

Por tanto se presentan 2 posiciones diferentes en relación de los agentes de retención por pagos laborales, sin que ninguna de ellas sea obligatoria, por lo que usted deberá hacer su propia interpretación y tomar la decisión que mejor esté soportada de acuerdo con su análisis.


Contáctenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *