Renta presuntiva a partir de 2019

El artículo 78 de la ley 1943 de 2018, estableció la eliminación progresiva de  la renta presuntiva, la cual se liquidará  por los años gravables 2019 y 2020 al l 1,5% y a partir del año 2021 al 0%.

 

Sin embargo el artículo 31 de la ley 1943 de 2018 señala:

 

«ARTÍCULO 333. BASE DE RENTA PRESUNTIVA. Para efectos de los artículos 18 y siguientes de este Estatuto, la base de renta presuntiva del contribuyente se comparará con la renta de la cédula general.»

 

El artículo 330 de la ley 1943 estableció que en adelante se manejarán solamente 3 cédulas:

 

  1. Rentas de trabajo, de capital y no laborales (cédula general)
  2. Rentas de pensiones, y
  3. Dividendos y participaciones.

 

El artículo 335 establece que los ingresos que deben llevarse a la cédula general son:

  1. Rentas de trabajo,  las señaladas en el artículo 103 de este Estatuto.
  2. Rentas de capital, las obtenidas por concepto de intereses, rendimientos financieros, arrendamientos, regalías y explotación de la propiedad intelectual, y
  3. Rentas no laborales, todos los que no se clasifiquen expresamente en ninguna otra cédula, con excepción de los dividendos y las ganancias ocasionales, que se rigen según sus reglas especiales

 

 

El artículo 78. tendrá aplicación mientras que desaparece la renta presuntiva, es decir por los años 2019 y 2020.  Teniendo en cuenta que la ley 1943 de 2018 estableció que la cédula general estará conformada por las rentas de trabajo, las rentas de capital y las rentas no laborales, puede ocurrir que una persona que no tenga ingresos que se puedan clasificar en la cédula general, es decir personas con rentas de dividendos y participaciones, no tendrá con que comparar la renta presuntiva y debería liquidar impuesto sobre ella a las tarifas establecidas en el artículo 241 además de liquidar de ser aplicable el impuesto sobre los dividendos y participaciones a la tarifa especial establecida en el artículo 242.

 


Contáctenos

Deja una respuesta