Un servicio especializado para empresas de propiedad familiar

 

Este servicio está dirigido a las empresas en donde  la propiedad o la administración están en manos de personas que comparten un vínculo familiar y que por lo tanto tienen retos especiales surgidos de la doble condición como familia empresarial y como empresa familiar.

La influencia que ejerce la familia sobre las relaciones y la administración es de especial importancia y debe ser tenida en cuenta para asegurar el éxito y continuidad del negocio sin afectar la convivencia familiar.

 


 

Menos del 30% de las empresas familiares sobreviven para la segunda generación, menos del  10%  alcanza a llegar a la tercera y solo un modesto 4% alcanza a la cuarta generación, siendo la principal causa de esta debacle las disputas y diferencias entre los miembros de la familia involucrados en el la empresa.  Podemos ayudarle a prevenir, organizar y planear el futuro para que su empresa tenga un resultado diferente.

 


Las empresas familiares suelen ser muy representativas dentro del patrimonio familiar y básicas para a poyar el bienestar de todos sus miembros, luego la familia debe planear adecuadamente la forma como manejará la propiedad de las acciones para no perder el control, la forma como usará y distribuirá las utilidades sin afectar la continuidad del negocio y la forma como se accederá a posiciones de control y toma decisiones para evitar poner en riesgo a la empresa y mantener la cohesión familiar.

 

La transición

 

Debe asegurar la continuidad del negocio sin afectar a la familia, para ello es necesario preparar a sus miembros, elegir a los más capaces y establecer protocolos claros para evitar el conflicto.  La transición es diferente a la entrega de los derechos sucesorales, estos están regulados en las leyes y pueden ser más o menos claros, sin embargo solo se refieren a la propiedad.  La transición debe permitir elegir personas  que desarrollen el negocio, protegiendo así a la vez la propiedad y asegurando el bienestar futuro de la familia.

 

Profesionalización

 

Muchas empresas familiares nacen del emprendimiento de alguno o algunos de sus miembros y crecen gracias a su capacidad y esfuerzo, pero convertirse en una empresa requiere desarrollar competencias profesionales, las cuales deben desarrollarse para tener éxito. No basta con que internamente la empresa funcione bien, adentro solo se generan gastos, los

ingresos están afuera y para obtener la preferencia de los clientes se deben identificar oportunidades y desarrollar soluciones que permitan aprovecharlas.

 

La mejor manera de conocer el futuro, es construirlo

 

Planeación

 

Planear implica comprometerse con unos objetivos y trabajar luego para obtenerlos. Dentro de la empresa planear es una labor habitual, dentro de la familia no lo es, sin embargo el apoyo de la familia es de gran importancia para mantener la empresa y desarrollarla en armonía.

Planear conjuntamente el futuro de la empresa y de la familia permite capacitar estratégicamente a los miembros de la familia para que puedan acceder a los cargos de dirección desarrollando las diferentes habilidades necesarias para la administración, el crecimiento, la diversificación, el liderazgo y demás aspectos empresariales que puedan ser encargados a miembros de la familia.

 

Órganos de gobierno

 

En la empresa la propiedad define la elección de los participantes en cada uno de los órganos de gobierno, tales como asamblea, junta y directores. En las familias a fin de asegurar las buenas relaciones se requiere constituir órganos de gobierno y de solución de diferencias, órganos de apoyo y solidaridad y todo lo que sea necesario para mejorar el bienestar familiar sin afectar a la empresa.

 

Protocolo Familiar 

 

El protocolo familiar es el instrumento mediante el cual se acuerdan las reglas de juego para administrar las relaciones entre la familia y la empresa. Es más un acuerdo que un contrato, para evitar conflictos, discriminación y desavenencias en el seno familiar, se debe trabajar para obtener un consenso que permita darle continuidad a a la empresa sin afectar la armonía de la familia. En el protocolo se pueden incluir las reglas familiares, respecto a la propiedad, el empleo de miembros de la familia, la participación de los cónyuges, parientes políticos, cesión de propiedad, forma de resolver conflictos, reglas para la transición e incorporación de las futuras generaciones y los demás aspectos que aseguren el futuro de familia y empresa.

 

Transición y sucesión 

 

Para disminuir los inconvenientes propios del proceso, es necesario que se haga en forma planeada atendiendo a un acuerdo ordenado que se irá implementando paulatinamente para asegurar que el sucesor reciba el apoyo suficiente y quien se retira lo haga sin presiones, atendiendo y respetando sus intereses, su dignidad y sus logros.

 

 

Solicite asesoría     Escríbanos